A partir de ahora, también se puede reclamar el impuesto de actos jurídicos documentados que grava la hipoteca … o no

 

A hace tiempo que las sentencias del Tribunal Supremo consideran que los bancos son la parte más interesada en la formalización y la inscripción de las hipotecas. En consecuencia, el Tribunal Supremo ha dictaminado reiteradamente que los gastos que conlleva la formalización de las hipotecas deben ir a cargo de las entidades financieras; como todos sabemos, la realidad hasta ahora ha sido justamente la contraria: cuando se firma una hipoteca todos los gastos de Notario, Registro, Gestoría y el impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados las paga el cliente.

A pesar de que reiteradamente los tribunales hayan pronunciado a favor de los clientes en cuanto a los gastos de formalización de la hipoteca, hasta ahora no era así con respecto al impuesto del 1,5% que grava esta operación hipotecaria.

Los bancos habitualmente no atienden las reclamaciones que pueda hacer el cliente para estos conceptos, y en la práctica son pocos los hipotecados que se aventuran a poner una reclamación judicial, dado que los importes a reclamar no son muy elevados y no compensa los trabajos y costes que conlleva tener que interponer una reclamación judicial.

Esta semana se ha hecho público que el Supremo ha dictaminado en contra de los bancos con respecto al impuesto sobre actos jurídicos documentados (AJD) y que a partir de ahora se tendrán que hacer cargo las entidades financieras. Esta sentencia del Supremo abriría las puertas a unas reclamaciones que podrían conllevar más de 6.000 millones de euros en pérdidas a los bancos, que ya se dejaron 3.000 más jueves 18 de octubre en la Bolsa.

¿Donde dije digo, digo Diego?

Mientras los despachos de abogados y los titulares de hipotecas ya se frotaban las manos, el viernes 19 de octubre al mediodía una periodista pregunta a las ministras que comparecen en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros: “¿Qué piensan que el Supremo diga ahora que la sentencia sobre el impuesto de las hipotecas no es definitiva y que la revisarán? “las dos políticas socialistas tuvieron que admitir con cara de perplejidad que no sabían nada”. La situación es inédita y nadie con un mínimo sentido de lógica piensa que los jueces hayan cambiado de decisión por motivos propios.

El lobby bancario español es muy potente.

La sentencia que obligaba a los bancos a hacerse cargo de la AJD, ahora en entredicho por el mismo Supremo, cambiaba mucho las cosas a la hora de contratar una hipoteca. El importe del impuesto de Actos Jurídicos Documentados representa un coste del 1,5% del importe de toda la garantía hipotecaria. Hablamos de importes significativos: 1.500 € si hablamos de una garantía hipotecaria de 100.000 €; 3.000 € si la garantía hipotecaria asciende a 200.000 € e ir subiendo …

Si a estos importes los sumamos los gastos de formalización mencionadas al inicio de este artículo, el importe de la reclamación ya empieza a ser importante. Quizás ahora si compensa al hipotecado el trabajo de buscar la documentación, hacer números y formalizar una reclamación judicial.

A raíz de las últimas noticias, sin embargo, tendremos que esperar que, resuelto finalmente el Supremo, y qué reacción provoca esto en la ciudadanía y en las organizaciones de consumidores.

Aquí podrás descargarte la sentencia íntegra
Sentencia del Tribunal Supremo que anula el impuesto sobre actos jurídicos documentales (AJD)

Sentencia del Tribunal Supremo que anula el impuesto sobre actos jurídicos documentales (AJD)