Renta 2015: Hacienda, a la búsqueda y captura de los alquileres en negro.

La campaña de la renta de 2015 se inició el día 6 de abril y finalizará el día 30 de junio de 2016, con una advertencia para los arrendatarios que no declaran las rentas que perciben por el alquiler de sus inmuebles.

Los contribuyentes que se encuentren en dicha situación y que se hayan anunciado en diferentes medios, como los portales de alquiler, recibirán el siguiente aviso cuando presenten la declaración de la renta: “De acuerdo con los datos de los que dispone la Agencia Tributaria, usted ha realizado anuncios de alquiler de inmuebles en diferentes medios publicitarios, incluido Internet. Le recordamos que, en caso de haber percibido rentas por alquiler, deben de incluirse en la declaración, así como cualquier tipo de renta por la que deba tributar y no conste en los datos fiscales.”

La Agencia Tributaria puede obtener información sobre si un contribuyente puede estar alquilando un inmueble, pero no declarando las rentas que obtiene de su explotación, es decir, si un contribuyente está defraudando a Hacienda.

El director del Departamento de Gestión de la Agencia Tributaria, el Sr. Rufino de la Rosa, ha manifestado que “No vamos a decir la forma en la que obtenemos la información, pero sí queremos que los contribuyentes sepan que manejamos todo tipo de datos que provienen de fuentes muy diversas y que, además, tenemos otros procedimientos que nos permiten completar esa información y detectar irregularidades.”

Estas fuentes son tanto públicas como privadas. Como ejemplo, citamos los bancos, las compañías de suministros (que pueden distinguir entre el consumo de un piso vacío y uno ocupado), los portales de alquiler en internet, y los organismos públicos donde se depositan las fianzas. No hay que olvidar que los arrendadores están obligados a depositar las fianzas en dichos organismos.

Una de las fuentes que más alquiler sumergido ha hecho aflorar es la información que facilitan las compañías de suministros sobre los consumos. Esta información también ha permitido conocer los contribuyentes que se aplicaban la deducción por la compra de vivienda habitual sobre una segunda residencia.

La Agencia Tributaria destaca que es obligación de los contribuyentes declarar todas las rentas obtenidas por la explotación de un inmueble, aunque se haya alquilado pocos días. Además, el contribuyente se puede beneficiar de la deducción del 60% del rendimiento neto declarado.

Según calcularon el Sindicato de los Técnicos de Hacienda, existían 1,3 millones de alquileres sumergidos en el año 2010, que representaban a casi la mitad del total de viviendas en alquiler y unos 3.000 millones de euros que no se habían declarado.

No es la primera vez que Hacienda envía avisos a los contribuyentes para que declaren las rentas percibidas. Entre los últimos avisos que ha enviado la Agencia Tributaria encontramos las advertencias para los contribuyentes que habían obtenido pensiones del exterior.