Errores más comunes al darse de alta un autónomo :

1.- Facturar sin cotizar: En el momento de iniciar una actividad por cuenta propia, el autónomo debe darse de alta en el modelo 036 o 036 en Hacienda y, dentro del mismo mes natural, darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social (RETA). El hecho de no darse de alta en el RETA implica que, si la Seguridad Social exige al autónomo el alta, éste deberá pagar las cuotas atrasadas y un recargo del 20% de las mismas.

2.- No contratar una asesoría. Es aconsejable que el autónomo contrate a un asesor fiscal para cumplir adecuadamente y en tiempo con sus obligaciones fiscales.

3.- No indicar la afectación de la vivienda a la actividad. En el caso que el autónomo realice su actividad en su propio domicilio, debe declarar los metros cuadrados destinados a su negocio en el modelo 036. Con la reforma del autónomos del 2018, se podrá deducir un 30% los suministros correspondientes a la vivienda en la que desarrolla el negocio.

4.- No escoger el epígrafe adecuado de actividad. No será un problema si la actividad del autónomo declarada se incluye en los mismos regímenes tributarios que la actividad real.
5.- No acogerse a las bonificaciones en la cuota de autónomos. Se debe solicitar de forma expresa la bonificación para que se aplique.

6.- No cotizar por contingencias profesionales. Si no se cotiza por estas contingencias profesionales, no se tendrá cobertura por accidente laboral.

7.- Desarrollar actividades sin número de Registro de Operaciones Intracomunitarias (ROI). Se debe estar dado de alta en este Registro para realizar compraventas de bienes y servicios con profesionales o empresas de otro estado miembro de la Unión Europea exentos de IVA. Si no, Hacienda puede solicitar al autónomo el IVA de esas compraventas de bienes y servicios.