certificado energético

Desde el 1 de junio 2014 es obligatorio contar con un certificado energético para las viviendas en venta y alquiler

¿Qué es y para qué sirve el Certificado energético?

El certificado de eficiencia energética o certificado energético es un documento oficial redactado por un técnico competente que incluye información objetiva sobre las características energéticas de un inmueble. En este sentido, la certificación energética califica energéticamente un inmueble calculando el consumo anual de energía necesario para satisfacer la demanda energética de un edificio en condiciones normales de ocupación y funcionamiento. (Incluye la producción de agua caliente, calefacción, iluminación, refrigeración y ventilación). El proceso de certificación energética concluye con la emisión de un certificado de eficiencia energética y la asignación de una etiqueta energética. La escala de calificación energética es de siete letras y varía entre las letras A (edificio más eficiente energéticamente) y G (edificio menos eficiente energéticamente). La etiqueta energética expresa la calificación energética de un edificio otorgando una de estas letras. Este certificado resulta obligatorio, salvo excepciones, para el propietario de cualquier parte individual de un edificio existente (viviendas, oficinas o locales) objeto de una operación de compraventa o de alquiler.

¿Cuál es el proceso de certificación?

1. Visita “in situ” del inmueble. En esta visita el técnico recoge todos los datos de las instalaciones de calefacción, refrigeración, agua caliente, iluminación… y también de los materiales constructivos, detalles, sistemas de cerramiento exterior, etc. Además, el profesional debe medir todas las estancias de la vivienda o local para el posterior levantamiento del plano del inmueble.

2. Trabajo de estudio. El técnico realiza la modelización del edificio con el software y el procedimiento aprobado por el ministerio de industria. En primer lugar, se introducen todos los datos antes mencionados en el programa y se obtiene la calificación y la etiqueta energética.

3. Entrega del certificado al cliente y aclaración de las posibles dudas, resultados y propuestas de mejora para ahorrar en el consumo energético. Se registrará el certificado en el órgano competente .En este órgano oficial se le revisará el certificado, le confirmarán que todo es correcto y que incluye toda la documentación necesaria.