Coto al alquiler en negro

Hacienda inspecciona para combatir los alquileres en negro.
Durante el año 2016, la Agencia Tributaria ha iniciado muchas inspecciones presenciales al detectar irregularidades en los alquileres.

Según el diario digital el Confidencial, la Agencia Tributaria ha notificado, como mínimo, a 21.500 arrendadores (muchos son arrendadores de alquiler turístico vacacional), que no declaran sus ingresos por el alquiler. Con la notificación, se les otorga la posibilidad de regularizar su situación fiscal.

Tal y como la Agencia Tributaria informó en la campaña de la renta de 2015, había empezado a cruzar sus datos con diferentes organismos para detectar dichas irregularidades. Entre los organismos que colaboran con la Agencia Tributaria se encuentran el Instituto de la Vivienda de la Comunidad de Madrid o el Incasol en Barcelona, ya que los arrendadores están obligados a depositar la fianza en dichos organismos.

Asimismo, la Agencia Tributaria también cuenta con la colaboración de las entidades financieras (que pueden informar sobre el contenido de las cuentas de los arrendadores), de las empresas suministradoras de luz o agua (que pueden determinar si los consumos corresponden a un piso vacío u ocupado) y de los portales de internet de alquiler (que pueden informar sobre si un inmueble se ha ofertado en alquiler en sus portales).

Por lo tanto, la Agencia Tributaria tiene medios para conocer si un piso ha sido o está siendo alquilado y, por tanto, para saber si el arrendador ha declarado o no dichos ingresos.

La lucha contra el fraude fiscal que está llevando Hacienda ha conseguido aflorar 14.883 millones de euros en el año 2016, y desde el año 2010, han aflorado cada año más de 10.000 millones.

Asimismo, Hacienda está reforzando sus inspecciones respecto a la economía digital y desarrollando herramientas informáticas para mejorar sus investigaciones.